San Lorenzo de Almagro: Del milagro del padre Massa al Vaticano

San Lorenzo y el Papa

«El nombre de San Lorenzo nos recuerda un mártir de la Iglesia católica y nos recuerda también la primera batalla librada por San Martín, imitando el valor y la constancia de San Lorenzo mártir, podrá este nuevo club conseguir y afianzar posiciones que lo destaquen entre sus similares hasta que llegue a la Asociación del Fútbol”, estas palabras se atribuyen al Padre Lorenzo Massa (1882-1949), sacerdote y uno de los fundadores de uno de los clubes más importantes de Argentina, el Club Atlético San Lorenzo de Almagro.

Ubicado en el barrio bonaerense de Almagro, el club surgió de esas casualidades que te brinda la vida de vez en cuando. Una tarde de 1908, unos chavales juegan en las calles del barrio cuando de su bullicio casi provocan una desgracia, el Padre Lorenzo ve lo sucedido y les ofrece jugar en el terreno contiguo al Oratorio de San Antonio y formar un equipo para jugar contra chicos de otros barrios de la localidad. Surge así el equipo de Los Forzosos de Almagro. 

El Padre Lorenzo

El primer partido los disputarían ante los alumnos del Colegio San Francisco con una promesa del Padre Lorenzo, “el equipo que venza se quedará su camiseta de regalo”. Les toca en suerte una camiseta azul y roja a rayas verticales. Vencen por resultado de 5 a 0. Ya había uniforme oficial.

Partido tras partido la fama del equipo iba creciendo y surge la necesidad de cambiar el nombre ya que no era adecuado para un club de fútbol. En gratitud por toda la ayuda que les había proporcionado surge la idea de llamarse San Lorenzo Massa pero la modestia del Padre Lorenzo hace declinar esa idea. Finalmente se acepta llamarlo San Lorenzo como el santo mártir y de Almagro porque no hay mayor orgullo que representar la tierra que te vio crecer. 

San Lorenzo afición

Los éxitos deportivos

Los éxitos deportivos hicieron que en 1915 tuviesen que abandonar el terreno contiguo al Oratorio de San Antonio y emigrar hasta la Avenida La Plata, al “Gasómetro” de Almagro (más adelante se le conocería como “Gasómetro” de Boedo ya que no existía oficialmente un barrio llamado Boedo cuando se construyó). El Padre Lorenzo fue un actor importante en este cambio de sede ya que el estadio se construyó en un terreno perteneciente al colegio María Auxiliadora y a la familia Oneto que el Padre Lorenzo consiguió alquilar. Hasta 1928 los terrenos no fueron propiedad del club. San Lorenzo disfruto del estadio hasta que en 1979 y debido a un dudoso plan de urbanización sobre los terrenos de dicho estadio que jamás se realizó fue expulsado del recinto por la autoridad competente. Finalmente, esos terrenos se vendieron a una cadena de supermercados francesa conocidos mundialmente.

La iglesia y los «Cuervos»

La Iglesia siempre ha tenido gran relación con los “Cuervos”, mote con el que se conoce al club por su propia afición y por las aficiones rivales y que tiene su origen en la vestimenta negra de los curas. Así, cuando en 1998 Alfio “Coco” Basile firmó como entrenador del club y entró en el vestuario a dar su primera charla previa al partido, se encontró con un cura, fan confeso del club y llamado Jorge, que se acercaba al vestuario en cada partido disputado en casa invitado por el club. Extrañado por la situación, Basile lo expulsó y no volvió más. 

El club entró en una crisis de resultados y económica que les llevó en 2012 a una promoción contra Instituto de Córdoba para evitar el descenso de categoría y que salvó de forma milagrosa. Sin embargo, en 2013 el club resurge de sus cenizas cual ave fénix y vuelve a tener un ciclo ganador que le llevó a ganar la Copa Libertadores de 2014. 

Para algunos, en ese resurgir algo tuvo que ver ese cura llamado Jorge que fue expulsado del vestuario y que a principio de ese año 2013 se haría mundialmente conocido como Papa Francisco.

AUTOR: Informe Pirri

(Total de visitas: 28, 1 visitas hoy)
Comparte, si te pareció interesante: