El aleteo de Salvador Zanetti

el aleteo de Zanetti

“ El aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo ” , este proverbio chino es el origen, junto a las investigaciones de Edward Lorenz, del efecto mariposa. Según este concepto , la secuencia interminable de hechos, aparentemente desencadenados entre sí, acaban por tener consecuencias completamente impredecibles.

En ocasiones un pequeño detalle puede cambiar la vida para siempre . En una de esas historias inverosímiles encontramos el caso de Marek Kopacz y Javier Zanetti.

Francia 98

El 30 de junio de 1998 , a las 21:00 horas, en el Estadio Geoffroy – Guichard de Saint – Étienne, Argentina e Inglaterra , dos rivales irreconciliables, se medían por un puesto en los cuartos de final de la Copa del Mundo de Francia . Fue un auténtico partidazo. Un inicio con 3 goles en apenas 16 minutos . Aquél fue el día del icónico gol de Michael Owen . Ese partido fue el día en el que Simeone desesperó a Beckham y éste se auto – expulsó, convirtiéndose en una de las personas más odiadas de su país.

Con 2 goles a 1 a favor de Inglaterra y cuando el partido buscaba el descanso, Batistuta amaga con chutar a puerta y lo convierte en un pase a Juan Sebastián Verón que cede a Zanetti para que éste consiga el gol del empate. Así se obró el gol del milagro.

El milagro

A 1700 kilómetros del lugar del partido, en la ciudad polaca de Szydlowiec , el fiscal Narek Kopaczen se encontraba observando atentamente el partido . De rutinas diarias, ese gol de Zanetti le hizo saltárselas todas y, sin saberlo, volver a nacer. Como le dijo su esposa al diario Super Express , » Todos los días solía bajar con el perro a las 22.00 y después solía llevar el automóvil al aparcamiento de la policía « ya que unos días antes vio como una banda criminal le destrozaba el techo de su automóvil y lo llevaba allí para evitar que se repitiera el ataque.

Ese día, tras el empate conseguido por Argentina, decide permanecer en su casa para disfrutar del resto del partido. Al terminar los 90 minutos con empate a 2 goles, el partido se va a la prórroga. Ya en la prórroga, un fuerte sonido llega desde la calle donde vive Narek Kopaczen . Cuando se asoma por la ventana para ver qué ha sucedido, no puede salir de su asombro . Su coche había volado en mil pedazos tras una gran explosión provocada por una bomba instalada por la misma banda criminal que le había destrozado el coche días atrás . El artefacto estaba programado para que hiciera explosión a la hora habitual en la que el fiscal se montaba en él camino al garaje.

Marec

El aleteo

Años más tarde, el propio Narek Kopaczen reconoció que ese gol de le terminó salvando la vida. Y por eso, a través del ex futbolista polaco Zbigniew Boniek hizo llegar una carta de agradecimiento a Zanetti por «haberle retenido ante el televisor con su gol y, con ello, haber salvado su vida».

Finalmente, Zanetti contó hace un tiempo lo que sintió después tras conocer primero la historia y luego recibir la carta del propio protagonista. «Es increíble que mi gol salvase la vida de una persona . Confieso que me gustaría mucho conocer personalmente a la persona que cree que vive gracias a mí» , contó el argentino, sorprendido por lo sucedido.

Y es así, como la pasión por el fútbol cambió una vida , o mejor dicho, como el aleteo de una mariposa albiceleste en Saint – Étienne le salvó la vida a una persona en Szydlowiec.

(Total de visitas: 121, 1 visitas hoy)
Comparte, si te pareció interesante: