Otoño

Otoño

La costumbre

Poniendo kilómetros, anhelos y grados centígrados de por medio, retomo la costumbre de consultar ristras de cifras a diario. Números absolutos, datos comparativos, porcentajes por número de habitantes. Un triangular de verano que nadie desea jugar: Confirmados, curados, fallecidos. ¿Autoflagelación? Mas bien dejavú. Postergábamos el partido de vuelta para otoño pero ha sido saludar al rival, entrar en vestuarios y guardar la camiseta sudada que ya se siente la presión del próximo compromiso.

Compruebo que Almería se convierte en la provincia andaluza con mayor número de contagios día tras día. Y aprovecho para descubrir en Internet que el inicio de este otoño está fijado para el martes 22 de septiembre. Concretamente a las 13:31 según los cálculos del Observatorio Astronómico Nacional.

Comienza el otoño

No era consciente de la precisión de nuestro Observatorio Astronómico. A las 13.30 estará expirando el verano, aunque yo lo habré ya velado. El verano acaba cuando las vacaciones acaban. Cuando los días se acortan y las obligaciones se estiran. Toca bajar al trastero sombrilla, sosiego y experiencias bajo el sol. El verano es de amores fugaces y de traspasos. Volátil y superficial. Despreocupado y atrevido.

Cuando el “parece que refresca” llega a las portadas, los castillos de arena ya han sido tragados por el mar. Solo encuentro consuelo en la transformación de los fines de semana en jornadas. ¿Jugamos en casa o fuera? Planificar en base a lo impredecible que resulta la trayectoria de una esfera golpeada con el pie. Cosa de locos. Pero tan necesaria en la rutina gris y marrón del otoño. No descubro nada afirmando de nuevo, que este año viene raro. Es como que quiero ponerme en lo peor. Como dar la derrota por sentada para encontrar alivio en un escueto empate a cero. Así acabó el último partido del Poli Almería que pude ver en el campo. Fue contra el Torredonjimeno. Después Antequera y el siguiente nos pilló haciendo acopio de papel higiénico y levadura. Me aterra pensar que este otoño no gritaremos pidiendo tarjeta al árbitro, que no comentaremos la buena pinta que tiene ese fichaje con los vecinos de grada, que se me van a atragantar los goles dentro de la mascarilla.

Comienzo de la competición

La RFAF comunicará con al menos treinta días de antelación el comienzo de las competiciones. Hasta nuevo aviso no se permiten entrenamientos ni amistosos. Eso no impide que todo deba seguir girando en este escenario lleno de incertidumbre. Búsqueda de patrocinadores, confección de la plantilla, gestión de las categorías inferiores. Con un presupuesto incierto pero ciertamente limitado. ¿Se podrán vender abonos? El fútbol de barro más embarrado si cabe. Nos queda el fútbol de salón. Avistar el tintineo rutilante de las estrellas del balompié. Las nuevas caras del duopolio Madrid-Barça. Sus resultados en las PCR. La comodidad de un sofá chaise longe. Las repeticiones desde todos los ángulos, las interrupciones del VAR. ¿Y los domingos por la mañana? Podré levantarme tarde, bajar la resaca con un ibuprofeno y cumplir con los quehaceres dominicales. Desayunar con la banda sonora del centrifugado y subir a tender al terrado.

Qué aburridos van a ser los domingos sin ti pero contigo seguiremos. Ahora Poli Ahora

Autor: José Manuel Torrente Galera

(Total de visitas: 189, 1 visitas hoy)
Comparte, si te pareció interesante: